LA GUERRE DE 1870

LA GUERRA DE 1870 : LOS COMBATES

La guerra de 1870 opone Francia de Napoleón III y Prusia de Guillermo I. Esa guerra es mal conocida : Sin embargo permitió la unificación de Alemania, la totalidad des los Estados alemanes estando asociados a Prusia y acarreando el establecimiento definitivo del régimen republicano en Francia.

La Guerra empieza en julio en Alsacia y en Lorena. Muy de prisa el ejército alemán toma la ventaja sobre el ejército francés del rio Rin a las ordenes del mariscal Bazaine, que esta rechazado y sitiado en la ciudad de Metz. Un segundo ejército, a las ordenes del mariscal de Mac-Mahon, está constituido en el campo de la ciudad de Chalons para liberar la ciudad de Metz. Ese ejército de socorro, llamado "ejército de Chalons" consta de la división de infantería de marina.

Durante la progresión difícil hacia Metz, se enfrenta con la mayor parte de las fuerzas alemanes y tiene que replegarse en dirección de Sedan que alcanza el 31 de agosto. El general de Vassoigne que manda la división de infantería de marina llamada "División Azul", recibe la orden de mantenerse en el pueblo de Bazeilles que protege los accesos sur-este de Sedan.

Por la tarde del 31 de agosto, al precio de intensos combates, los infantes de marina rechazan, dos veces, los bávaros en la orilla izquierda del río Meuse. Por la mañana, 1ero de septiembre, a las cuatro y media por la mañana, el enemigo se precipita otra vez en el pueblo y una lucha encarnizada reanuda entre los infantes de marina y los bávaros que han recibido refuerzos considerables. En los alrededores de las once, la "División Azul" sumergida por el adversario, tiene que replegarser en las alturas de la Moncelle. Para proteger el repliegue, los infantes de marina se reagrupan a la salida norte del pueblo, en el albergue Bourgerie que el comandante Lambert había empezado a transformar en fortín. Resisten durante más de tres horas frente a un enemigo muy superior en plantilla. A eso de las 15 horas, el capitán Aubert dispara "el último cartucho"; los supervivientes cesan el combate después de infligir bajas importantes al adversario.

Los bávaros les perdonan la vida y dejan los sables a los oficiales.

Está aquí: Inicio Museo Historia 1870